top of page

Una moneda, dos caras iguales


En Colombia, es muy común ver que la ley se imparte de forma injusta, y una de las razones principales es la falta de pruebas a la hora de juzgar un delito, o a una persona ya que se viola el debido proceso. Además, existen diversas herramientas para evitar o luchar contra estas detenciones ilegales; como lo son: la tutela, el habeas corpus y derecho de petición a las autoridades, las cuales son impartidas por la constitución y reguladas por la ley, pero muchas veces tanto los jueces como la ley se escuden en su poder y terminan juzgando dichas herramientas como fraude procesal.


Para empezar es importante entender en que consisten estas herramientas anteriormente mencionadas.




¿Qué es el debido proceso?

Hace referencia a un derecho fundamental que se debe aplicar de forma inmediata en el cual se reconozcan todas las garantías, sustanciales y procesales que son desarrolladas ante una autoridad competente que las lleve a acabo con independencia e imparcialidad ante un caso procesal, es importante aclarar que para implementarlo no se requiere de un proceso legislativo. Pero, muchas veces la ley termina violando este debido proceso y se pueden terminar realizando fallos injustos. Por esta razón, es importante dar a conocer las violaciones que se le pueden dar a este debido proceso.


Principalmente, resulta violado si se demuestra un acto que implique el desconocimiento o falla de las garantías correspondientes, es decir que por dicha violación se afecten los derechos de cualquiera de las partes involucradas.




¿Qué es la tutela?


La acción de tutela, es una garantía constitucional que tenemos todas las personas con la cual podemos recurrir ante las autoridades judiciales con el fin de obtener una protección inmediata de los derechos fundamentales de las personas